Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

NOTICIAS DE

noviembre/2014

Elecciones XI: ¡asegurar la victoria de Tabaré el 30 de noviembre!

jueves, 13 de noviembre de 2014

Una vez más nuestro pueblo en paz y civilizadamente, se expresó masivamente sin cortapisa alguna, en las urnas. Es bueno recordar que no alcanza con los derechos cívicos para que una sociedad sea plenamente democrática, pero vaya si es trascendente y se debe resaltar cuando se los ejerce en una jornada como la del domingo 26 de octubre, pacifica, tolerante y democrática.

Este valor democrático es un logro de la sociedad uruguaya en su conjunto. Todos los ciudadanos más allá de afiliaciones partidarias, contribuimos a la madurez cívica del pueblo que somos parte. Integro una generación que volcó todo su esfuerzo, energía y talento para la recuperación de la democracia, por lo que asumo como un deber recordar que el sistema democrático que se toma como obvio y natural, es por el contrario, una obra humana cotidiana y permanente.

Hace tan solo cuarenta años, quienes habían jurado cumplir con la Constitución y la Ley, deshonraron sus compromisos, abjuraron de la República y traicionaron al pueblo. Juntos con los que mancharon el uniforme que les otorgó la patria, se convirtieron en liberticidas y actores directos del terrorismo de estado que violentó la vida, la libertad y la integridad de miles de personas y de la sociedad toda.  El haber recuperado votar libremente costó mucha sangre, sudor y lágrimas. Por ello es que a treinta años de la recuperación de la democracia, nuestro anhelo y compromiso, es que esta sea cabal y por ende  ampare a las víctimas, por lo que nuestro reclamo de verdad, memoria y justicia es constante.  No habrá reconciliación posible, sobre la base de la cultura de la impunidad, la mentira y el olvido.

La jornada electoral se empaño con el  trágico accidente en la que perdieron la vida dos compañeros, jóvenes frenteamplistas. A su familia y a nuestros compañeros de la Ciudad de la Costa, en este aciago momento,  nuestras mayores y sinceras condolencias y  nuestra  fraterna solidaridad.

Un dato claro de la jornada del domingo 26 de octubre: no prosperó la iniciativa de reforma constitucional de penalizar a los jóvenes entre 16 y 18 años, como si fuesen adultos. Ha sido un gran triunfo del abordaje garantista y progresista de la sociedad. Este resultado genera, como no podía ser de otra manera, una profunda satisfacción. Se frenó la política que en pos del miedo y el terror, simplifica los problemas y trivializa el debate de temas sumamente complejos y que terminan estigmatizando a los jóvenes. No nos podemos quedar tan sólo en el festejo por haber logrado que no se reforme la Constitución en tan mamarracho sentido, y menos aún no se debería banalizar un asunto tan delicado. No tenemos prurito en afirmar que se toma nota en cuanto al respaldo que recibió la iniciativa. Así lo hará el Frente Amplio, pues no se puede ignorar el mismo. Sin embargo hay que señalar que algunos de los que apoyaron esta iniciativa, tuvieron una sensibilidad bien distinta en cuanto a valorar el resultado del voto rosado que proponía erradicar la impunidad vía reforma constitucional.

 

En los próximos cinco años se mejorará sustancialmente la tarea preventiva que lleve a que menos jóvenes se encuentren en conflicto con la ley penal. En caso de suceder, se avanzará en que el sistema tenga la capacidad para superar la mera respuesta punitiva que los jóvenes tienen hoy desde los 13 años. A los jóvenes, niños, niñas y adolescentes hay que darles oportunidades, acompañándoles en su proceso de maduración, teniendo presente que cuando están en conflicto con la ley hay un adulto detrás que no cumple con sus obligaciones.

Previo a la elección, en una charla en el bar "El Republicano" expresé que la campaña por el No a la Baja ejemplificada con el "colibrí", me recordaba la gesta de la generación del año 83 en la lucha contra la dictadura. A nadie se le preguntaba de donde venía para sumarse a la causa, había una clara línea divisoria entre quienes estaban a favor o en contra del régimen, y por último la tarea que parecía imposible de remontar, luego se coronaba con total éxito. Por si algo faltaba, la marcha y acto de fin de la campaña por el NO a la baja, me recordó a la marcha del estudiante en setiembre de 1983, en que con alegría y compromiso los jóvenes de ayer y de hoy se movilizan trascendiendo banderías partidarias y egoísmos auto referenciados. A la coordinadora del No a la Baja, todas las felicitaciones que se lo tienen más que merecido. Han escrito una de las mejores páginas de la historia social y política del Uruguay.

El domingo también triunfó en Brasil Dilma Rousseff y el Partido de los Trabajadores. Con un escaso margen, pero victoria al fin que desarticuló las maniobras mediáticas soeces que tuvo que soportar Dilma. Resultado que permite que Brasil continúe en la senda de la justicia social para su pueblo. Este nuevo periodo progresista en el país continente, le brinda estabilidad a la región e impulsa decididamente los procesos de integración del Mercosur y la UNASUR.

continúa