Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

NOTICIAS DE

julio/2013

SIN PRETENSIÓN DE ORIGINALIDAD

lunes, 22 de julio de 2013

Viví la final como muchos compatriotas, fuera de fronteras, a miles de kilómetros de Uruguay y de dónde se jugaba la final del mundial sub 20. Al igual que todos ellos me emocioné profundamente, a pesar que en mi caso solo llegué a tiempo de ver la ronda de penales. Todos los que vieron el partido en su totalidad me han dicho que los sub 20 jugaron siempre  con empeño, firmeza, buen trato de pelota y ataque punzante. Al final en la lotería de penales, no pudo ser. De todas formas: ¡felicitaciones campeones! A ellos y al cuerpo técnico, nuestro reconocimiento. 

Estaba en Nueva York,  en ocasión de una reunión de Parlamentarios por la Acción Global (PGA, por su sigla en inglés), organización no gubernamental  en la que coordino el Programa de Derecho Internacional y Derechos Humanos. Tuve la oportunidad de explicar la postura de Uruguay sobre el crimen de agresión,  que se incorpora a la lista de crímenes cuyo juzgamiento es competencia de la Corte Penal Internacional (CPI) a partir de las enmiendas de Kampala, de 2010. Estas enmiendas cristalizaron la posibilidad de juzgar individualmente a quien cometa el crimen internacional de agresión.

Uruguay, una vez que deposite el documento de ratificación, será uno de los primeros países del mundo y el primero en América Latina en dar a la CPI esta posibilidad. Se afirman así el derecho internacional y el multilateralismo, al tiempo que se protegen los derechos humanos, pues es sabido en los casos de agresión internacional se suceden violaciones graves a estos derechos. Por otra parte es otro avance en la lucha contra la impunidad, pues se clarifica que quien comete esos actos, jamás debe quedar impune. Lo interesante es que Uruguay ha tomado esta decisión en el marco de una política amplia de protección de los derechos humanos, una política que, desde que asumió Tabaré Vázquez y profundizó luego José Mujica, ha distinguido a nuestro país como componente esencial de su política exterior. No se trata de ocultar los problemas, sino por el contrario de trabajar conjuntamente con la comunidad internacional para solucionarlos. Ello ha sido una carta de presentación fundamental de Uruguay, tanto para su postulación para ser  integrante del Consejo de Derechos Humanos, como para formar parte el Consejo de Seguridad en el 2016.

 

continúa