Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

NOTICIAS

Entrevista al Diputado Felipe Michelini

Hoy se presenta a las 19.30 en La Spezia (Libertad 2479) la publicación Introducción al derecho internacional de protección de los derechos humanos, en el cual sus autores, Analía Banfi y Felipe Michelini, intentan aportar elementos a los estudiantes de abogacía y colaborar con la consolidación de una institucionalidad. En materia de derechos humanos vinculados al pasado reciente es excepcional que un juez incorpore en sus sentencias el derecho internacional, incluso después del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) referido al caso Gelman que condena a Uruguay. La asignatura Derechos Humanos en la carrera de abogacía de la Universidad de la República (Udelar) se incorporó en 1989 y es una materia de segundo año, que no es previa de ninguna otra. "Nuestros juristas tienen buena reputación en el exterior, pero lo cierto es que hasta ahora no se ha podido incorporar esta visión de derechos humanos en la facultad", afirma el diputado Felipe Michelini, docente de esa materia desde 1993.

"Formalmente en los programas esto está, el tema es cómo hacer más carne en esto. Avanzaremos de a poco. Hay dos sentencias condenatorias para Uruguay que han sido un cimbronazo", señaló, también en alusión al fallo a favor de los ahorristas del ex Banco Montevideo. En ese sentido, el libro que utiliza un lenguaje jurídico pretende ser un aporte para los estudiantes de Derecho. La coautora del libro, Analía Banfi, es egresada de la Udelar y actualmente se desempeña como abogada en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, donde está radicada.

Los dos fallos de la Corte IDH contra el Estado uruguayo, la sentencia en torno a la ex Botnia en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, las instancias en el Centro Internacional para la Resolución de Disputas sobre Inversiones (Ciadi) por la demanda de Philip Morris contra Uruguay, así como las denuncias presentadas por empresarios y funcionarios públicos ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) conforman una coyuntura política que coloca en el tapete el rol de los instrumentos internacionales.

"Hay una realidad política que no asume estos cambios de la supranacionalidad.
En la discusión de la interpretativa [de la Ley de Caducidad] en el Parlamento hay claramente un abordaje jurídico de algunos sectores de la cátedra que desconocen definitivamente todos estos aportes", apuntó Michelini, en relación al fallo Gelman, al tiempo que reconoció que para esos líderes de la oposición, en cambio, son de recibo los dictámenes de la OIT.

"Cuando se rasca un poco en los razonamientos se ve que en realidad hay todavía una lógica institucional de la década del 50 que no toma en cuenta todo lo que ha pasado en el país e internacionalmente. Los progresistas -para ponerlo en una línea que no necesariamente tiene un abordaje sectorial o partidariotienen mucho para aportar en este sentido", afirmó.

El principal argumento de los que cuestionan que las sentencias de la Corte IDH son obligatorias para el Estado es que viola la soberanía.

"Los que plantean eso deberían hacer la denuncia del sistema interamericano, y además lo lógico es que debería irse también de la OEA. Si el Estado avanzó voluntariamente, puede retroceder, ahora la experiencia muestra que nadie se ha ido. Eso tiene consecuencias políticas.

Uruguay ha ganado un enorme prestigio y eso explica la presidencia pro témpore en el Consejo de Derechos Humanos [de la ONU] y que el canciller vaya a Ginebra [la sede] y pueda hablar a calzón quitado con todas las organizaciones de derechos humanos", señaló. LR.

 

FUENTE: 3/06/2011 LA DIARIA