Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

NOTICIAS

Palabras del Diputado Felipe Michelini en la interpelación al Ministro Bonomi.

SEÑOR MICHELINI.- Señor Presidente: ya está finalizando la sesión y me parece que lo primero es lo primero. La situación que se generó a partir del hecho desgraciado del 20 de abril, cuando se asesinó al policía ejecutivo Pintos, antes que nada, nos genera rechazo y repudio, así como sentido de dolor y solidaridad con la víctima y sus familiares. Me parece que ese es el primer punto que es sustancial señalar.
Al mismo tiempo, también es preciso mencionar el nivel de angustia y dolor de las familias de las personas que están recluidas, privadas de su libertad ambulatoria, en el marco de los procesos penales o de las condenas, porque, en definitiva, se trata del sector que más sufre.
La segunda cuestión, señor Presidente, también es una expresión de sentimiento en el sentido de que la sesión de hoy nos da mucha pena, mucho dolor. No creemos que el Parlamento tenga que asistir a ser objeto de una maniobra política irresponsable donde se cita a un Ministro y, antes de que haya finalizado, ya se está convocando a una sesión de censura. ¡La bancada del Frente Amplio no solo viene aquí a hablar de las buenas intenciones del señor Ministro Bonomi, sino también a respaldarlo, hoy, y después, en la sesión relativa a la moción de censura! Está claro que aquí no hay ninguna falta de autoridad o una crisis de autoridad. Aquí hay una autoridad que está mandando en el país, que ejerce con claridad y con firmeza las competencias y los cometidos constitucional y legalmente establecidos.
¿Qué nos depara esta interpelación?

? Después de todo lo que se expresó, se dice al pasar: "La acción de la represión fue muy correcta". Pero ¡caramba! ¡Hubo una acción de represión, de sometimiento de un motín de decenas de reclusos y, al pasar, se dice que fue una acción correcta! ¡Y resulta que el Ministerio del Interior nada tiene que ver! En definitiva, se pone la atención en cuestiones accesorias. La situación de los penales, actualmente, ¿está controlada o no? ¡Hoy está controlada, señor Presidente! Por lo tanto, podemos discutir esto con cierta perspectiva. Se trata de un aspecto institucional que tiene que quedar claro e inequívocamente establecido.
Acá se ha hablado de la democracia y del papel del Parlamento. Debemos tener en cuenta que se trata de un Ministro del Interior que ha venido a la Comisión Permanente, a esta Cámara, en régimen de Comisión General, o a una interpelación, que ha ido a la Comisión Especial para el Seguimiento de la Situación Carcelaria, que ha dispuesto horas y horas acá, tanto él como sus asesores. Entonces ¿no es un Ministro que tiene deferencia con el Parlamento? ¿Se lo toma en Jauja, o a las risas? ¡No, señor! ¡Se lo toma con seriedad! Por lo tanto, este Ministro, respaldado por esta bancada, presta al Parlamento la atención debida y que corresponde al sistema institucional democrático que rige en nuestro país.
Por otra parte, quiero aclarar lo de las mayorías de yeso y eso de que tomamos las cosas a la marchanta. Si ha habido una institución que vaya si esta bancada luchó durante años para que se instaurara y que respeta es la del Comisionado Parlamentario para el Sistema Carcelario. Se lo respeta no solo cuando se lo convoca a las Comisiones, tratándolo con deferencia y permitiéndole que brinde todos los informes, sino porque, en silencio, todos los parlamentarios trabajamos con él, le brindamos datos y, en definitiva, lo ayudamos a cumplir con su función. El hecho puntual de que en una interpelación  ante una solicitud que no tiene precedentes en la historia parlamentaria  no se le permita ingresar a Sala para hacer un careo con el señor Ministro del Interior, no quiere decir en absoluto que no estemos respaldando a esa institución, que hemos considerado como un elemento fundamental para el mejoramiento de las instituciones democráticas.
SEÑORA MONTANER.- ¿Me permite una interrupción, señor Diputado?
SEÑOR MICHELINI.- Lamentablemente, tengo poquísimo tiempo, por lo que no voy a conceder interrupciones. Pido disculpas.
Hay que tener claro que el señor Ministro ha sido muy concreto en cuanto al fin que debe perseguir el sistema carcelario: la rehabilitación. Se dice que durante cuarenta años el sistema carcelario no ha servido a ese fin; bueno, ¡chocolate por la noticia! No lo ha servido con Administraciones blancas, con Administraciones coloradas, y ni qué hablar en ese triste período instaurado en el país por gente que ni vale la pena nombrar.
En definitiva, decimos que la Ley Nº 17.897, que estableció la emergencia del sistema carcelario, fue en la línea de exponer claramente el problema que teníamos en cuanto al sistema carcelario, ratificado, además, por el programa del Frente Amplio, fuerza que por segunda vez consecutiva  guste o no guste a muchos  gobierna el país. En materia de seguridad, nosotros pusimos este asunto arriba de la mesa. Que hay dificultades endémicas...
(Manifestaciones de la barra.- Campana de orden)
SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Se solicita que se retire a esa señora de la barra.
(Así se procede)
——Puede continuar el señor Diputado Michelini.
SEÑOR MICHELINI.- Señor Presidente: decía que sí hay dificultades endémicas en la sociedad uruguaya, como la modificación del Código del Proceso Penal, pero eso no es de hoy. Esta Cámara aprobó una ley para una reforma parcial del Código, pero después suspendió su aplicación y la derogó, porque no hubo posibilidades reales de establecerlas. Hoy tenemos un texto a estudio, un proyecto. Sin duda; es así. Pero es parte del problema que hace a los derechos humanos, que nosotros defendemos independientemente del momento histórico del país. Creemos que el sistema penitenciario tiene una condición endémica de violación de los derechos humanos y, en la medida de nuestras posibilidades, estamos trabajando para su superación.
Evidentemente, las condiciones de hacinamiento han profundizado elementos que hacen a la precariedad del sistema carcelario. El Comisionado Parlamentario decía que tenía noticias de que desde 2000 ya había armas y elementos utilizados como tales dentro del sistema carcelario. El señor Ministro dice que esto se remonta al período inmediato a la reapertura democrática. Pero en un marco de hacinamiento, en el que esta población carcelaria tiene una vinculación con la droga mucho más fuerte, y con la incorporación de nuevas tecnologías, como los celulares, todo eso se reproduce como caldo de cultivo y se vuelve muy difícil de trabajar.
Nosotros insistimos en que la línea de acción es trabajar sobre los acuerdos interpartidarios que logramos concretar arduamente en agosto de 2010. ¡Esa es la hoja de ruta, ese es el nivel de trabajo que tenemos que lograr! Si no hay un apoyo para la construcción  que no se logra buscando fácilmente los flashes de los medios de comunicación ni anunciando interpelaciones para que después no haya ninguna sustancia , no podremos resolver nada. Estamos convencidos de que cuando bajen los ánimos, todos vamos a recuperar un espacio de diálogo a efectos de poder aplicar ese acuerdo interpartidario.
No quiero dejar de referirme al aspecto puntual y concreto, ya que tanto se habla del Comisionado Parlamentario. En la Comisión específica de la Asamblea General el Comisionado Parlamentario dijo que no había ninguna noticia, ninguna información, ninguna pista de que eventualmente pudiera pasar lo que pasó. Eso está en la versión taquigráfica. Además, dijo que si él hubiese sabido que ese sujeto tenía un arma de fuego habría hecho todo lo posible para que efectivamente se actuara, porque estaba convencido de que tenía problemas, situación que podía generar un elemento de alta conflictividad dado que las características de ese recluso así lo indicaban.
Aquí se nos vino a adjetivar la acción del señor Ministro en este tema puntual; se ha dicho de todo y no se ha probado nada. Se ha señalado que es ambivalente, mal administrador, mal dirigente, poco profesional, que busca los conflictos afuera, pero no se ha probado nada.
¡Y en cuanto a la libertad de prensa, desafío a cualquiera  de cualquier partido  a discutir sobre ella en el Uruguay! Porque el Gobierno del Frente Amplio  el anterior y este  tiene legislación modelo en la materia, reconocida por los organismos internacionales. ¡Y no tenemos ni un solo antecedente de haber cerrado diarios, revistas u otros medios de comunicación! Por lo tanto, para hablar de libertad de prensa hay que tener autoridad moral y política.
Entonces, digo que todos esos epítetos y adjetivos de ninguna manera pueden soslayar que en la instancia concreta el motín fue superado, que se está administrando correctamente la poscrisis y que, en definitiva, no hay conflicto ninguno o crisis de autoridad en el funcionamiento del sistema carcelario
Acá se ha afirmado que el Ministro incurrió en falsedad. El Ministro ha sido delicado al decir que piensa que el miembro interpelante actuó con error. ¡Qué delicadeza la del Ministro! ¡Porque se lo acusó de falsedad! ¡De ninguna manera se puede decir que hubo falsedad! ¡El Ministro actuó por los informes de los subordinados! Si los subordinados le mintieron al Ministro, se verá en la Justicia y serán procesados por falso testimonio.
Con respecto a lo que está en el marco de un expediente interpuesto ante la Jueza Merialdo  se nos leyó, supuestamente, una copia de una actuación administrativa dentro del Poder Judicial , bueno, considero que hay que leerlo en su plenitud. No alcanza con leer la frasecita que nos conviene. Yo no conozco ese expediente. Ahora, ¿los Magistrados de este país no son objeto de errores? ¿No pueden meter la pata y después eventualmente acomodarla? ¿Son impolutos? ¡No! Creo que, lamentablemente, hay ejemplos  que, naturalmente, a todos nos entristecen , que demuestran que la sociedad uruguaya ha podido procesar conductas erráticas. Me parece que basar la falsedad de un Ministro en la lectura parcial de un expediente es una grosería política que simplemente busca justificar lo que no se pudo probar.
Agradezco a mi bancada que me haya dado la posibilidad de hacer esta alocución final en un debate que va a seguir cuando la Cámara se reúna nuevamente, a los efectos de analizar la moción de censura, que, reitero, es un acto de gravísima irresponsabilidad política por parte de quienes la propusieron.
Muchas gracias.