Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

NOTICIAS

¡Por un Uruguay distinto y por distinto mejor!

parece que el año finaliza -pero no es así- pues todavía hay muchas tareas pendientes y proyectos de ley aún por analizar y aprobar.En el plano político los nuevoespacistas hemos celebrado el domingo 19 de agosto próximo pasado nuestro Plenario Nacional, de cara a nuestro X Congreso. Fue por definición una jornada de fiesta, de reflexión y de análisis para interpretar la realidad, establecer los rumbos, analizar los instrumentos para consolidar los cambios de nuestro gobierno frenteamplista que lleva dos años bajo la conducción del compañero José Mujica, siete si contamos los cinco del período del compañero Tabaré Vázquez.

Nuestra acción se enmarca en lo que ha sido la trayectoria de la herramienta del pueblo uruguayo que es el Frente Amplio -con más de cuatro décadas de presencia -, a partir de las definiciones socialistas democráticas del Nuevo Espacio -que ha cumplido este año la mayoría de edad-, y en la ruta todavía en construcción del Frente Líber Seregni.

Fiesta que celebramos como no podía de ser de otra manera por la elección interna del Frente Amplio. La que por vez primera permitió que todos los frenteamplistas pudiesen votar a su Presidente. Tres datos nada menores: en la elección participaron miles de ciudadanos a pesar de no ser de carácter obligatorio, los votantes llegaron al número de 170.000, expresando su compromiso con la causa del cambio; la elección de Mónica Xavier como Presidenta de la fuerza política, que brinda la gran oportunidad para que en el discurso y la acción el Frente Amplio, diverso - unido - equilibrado -, reasuma un protagonismo fundamental para la sustentación de los cambios, y por último el respaldo que el Frente Líber Seregni tuvo en la gente, que lo legitimó en las urnas demostrando la vigencia y perspectiva de esta propuesta , que no es patrimonio de sector o dirigente en forma exclusiva.

Todos los logros del gobierno -que son muchos y de profundidad- tienen el problema que el imaginario colectivo los integra a su realidad como algo natural y lógico y no como una conquista esencial a la vida democrática en libertad y equidad que es el proyecto del Frente Amplio. Presupuesto para las reformas sociales y la educación, equidad en el sistema tributario, reforma de la salud, concursos para el ingreso a la administración pública, estatuto para el servicio domestico y el trabajador rural, tarifa plana de ANTEL, entre otros tantos ejemplos que demuestran que el Frente Amplio no es igual a los partidos tradicionales. Tampoco que sus políticas son la continuidad del proyecto neo liberal y conservador que desde 1985 hasta 2005 soportamos los uruguayos.

En el debate y en su documento preparatorio también constatamos déficits que para nada empañan los logros, pero que por honestidad intelectual y lealtad política no podemos ni debemos ocultar. Resolver adecuadamente en forma eficaz y eficiente el sistema de recolección de residuos en Montevideo es un desafío fundamental. Realizar todos los esfuerzos para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de todos en el marco de políticas de seguridad ciudadana es también impostergable.

Los nuevoespacistas estamos orgullosos de nuestros gobiernos y de nuestros logros entre otras cosas porque se ha demostrado que los cambios en Uruguay podían y debían lograrse pacíficamente, a través de elecciones democráticas, en forma gradual e institucional. Siempre lo creímos así. Los hechos nos han dado la razón.

Nuestras preocupaciones son acerca de cómo lograr que los cambios que proponemos se puedan afirmar, consolidar y sustentarse en el mediano y largo plazo. Nada valdría mejorar la calidad de vida de hoy si no es posible proyectarla para el futuro. Más aún pensando en una derecha política que ha lanzado una campaña electoral precoz, en la que no escatima esfuerzo alguno para desprestigiar nuestras acciones y propuestas, llegando incluso a la tergiversación de dichos y hechos, sin prurito alguno.

Nuestra búsqueda de la institucionalidad no significa caer en el inmovilismo, ni en el escepticismo ni en la defensa del statu quo. Por el contrario, se trata de asegurar que las propuestas y contenidos de la izquierda en Uruguay llegaron para quedarse y por mucho tiempo. Eso es en definitiva lo que más aterra a la derecha política.


En muchos casos sobre las normas ya existentes, hay que agregar voluntad política. El ejemplo de nuestro compañero el Director General de Rentas, Pablo Ferreri, en relación al control de las normas vigentes sobre las grandes empresas agrícolas - ganaderas, es paradigmático. El Frente Amplio es la garantía que todos somos iguales ante la ley y que nadie tiene coronita, aunque muchos pensaron por décadas que así era. En otros casos es necesaria la sanción de leyes o diseñar esquemas institucionales para garantizar un estado de derecho como en todo lo que se relaciona con las políticas públicas en materia de seguridad ciudadana y justicia. Apegados siempre, como debe ser, a la Constitución y a la ley.

A veces, la premura y necesidad de mostrar resultados nos hace perder la perspectiva de la institucionalidad en los cambios. Todo atajo es siempre tentador, pero bien enseña el dicho popular que no por madrugar amanece más temprano, lo que significa en este caso que es necesario darle al cambio los tiempos para que este pueda realizarse. Mientras transcurren esos tiempos es fundamental no perder en ningún momento la perspectiva de quienes son los aliados históricos y por ende confiables en el proyecto nacional de un Uruguay productivo, con justicia social y libertades para todos que promueve el Frente Amplio. Los trabajadores, los jóvenes, los intelectuales, las capas medias, los profesionales, los pequeños y medianos comerciantes y productores, es decir la gran mayoría de los uruguayos que obtienen su sustento con el esfuerzo cotidiano de su labor física o intelectual, son la base social de sustentación de los cambios.

Reflexiones de muchos compañeros en la fiesta del Nuevo Espacio, que tuvo obviamente el sabor agridulce de saber que ya no contaremos con la presencia física de compañeros entrañables como Julio Durán y Blanca Rincón o con la de Lili Lerena de Seregni, tan querida y admirada por todos los frenteamplistas. A todos ellos y a tantos otros que mucho han hecho para que hoy podamos avanzar en los cambios, los recordamos como siempre, con la alegría de asumir todos los días nuestro compromiso de lucha, ¡por un Uruguay distinto y por distinto mejor!

Diputado Felipe Michelini.