Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES

"XI Congreso del Nuevo Espacio ¡A triunfar compañeros!"- Artículo del Diputado Felipe Michelini

En mi última columna explicitaba los resultados del Plenario Nacional del Nuevo Espacio, en esta voy a comentar los del XI Congreso del Nuevo Espacio. No es un capricho, ni una picardía para generar autobombo, al decir popular o batirse la lata, como antes se decía al hecho de hacerse propaganda uno mismo.

Es en cambio, la expresión de la más firme convicción de que, sin partidos políticos activos, pensantes, presentes, no hay una democracia sana ni una vida democrática posible. Por ello el Nuevo Espacio saluda explícitamente toda actividad partidaria de nuestros compañeros del Frente Amplio, no solo para destacar la acción organizada de nuestra fuerza, no solo por tratarse de la realización misma de hechos importantes por su repercusión política, sino como la expresión de una idea de democracia que supone el accionar sin cortapisas de los partidos.

El XI Congreso Nacional del Nuevo Espacio "Hacia un tercer Gobierno del Frente Amplio - Consolidar los cambios para seguir avanzando" fue un éxito desde todo punto de vista. Su concurrencia convocó a compañeros y compañeras de todo el país, que trabajaron toda la jornada dominical, coincidente con el Día del Patrimonio. Un día que fue de sol y clima cálido -tan anhelados al principio de la primavera-, lo que demuestra el nivel de compromiso, militancia y entusiasmo que caracteriza a todos los militantes del Nuevo Espacio.

Se demostró un nivel de organización y presentación de alta calidad que supo combinar la acción desinteresada de sus militantes con los recursos siempre escasos. Asimismo, fue notoria la capacidad de comprensión de muchos congresales y entre ellos muy especialmente a los del Zonal CH, que renunciaron a su posibilidad de hacer uso de la palabra en pos del interés común, a fin de poder cumplir estrictamente con el régimen horario del Congreso y así escuchar las voces que llegaron desde todo el país.

El nivel de discusión e intercambio fue sustantivo, entre ellas destaco la explicación de las líneas del Programa del Frente Amplio a cargo de los compañeros Carlos Luján y Carlos Calvo; las intervenciones de Dari Mendiondo, Ismael Blanco, Horacio Yanes, Elizabeth Villalba y Jorge Pozzi y la exposición de Fernando Lorenzo.

Nuestro XI Congreso en su parte resolutiva fue muy claro: su compromiso para seguir avanzando en la consolidación de los cambios, el apoyo a Tabaré Vázquez hacia la elección de un tercer gobierno progresista, la opción estratégica de reafirmación del Frente Líber Seregni y la optimización de la experiencia de la lista 99738.

Todo ello en la acción sobre la base de las ideas y teniendo presente, cuáles son los desafíos del ahora. El primero, que hay que tener muy presente, es que les guste o no les guste a los dirigentes blancos y colorados, ¡el Frente Amplio va a gobernar hasta el último día de su mandato popular!, porque tenemos responsabilidades indelegables, intransferibles, a las que de ninguna manera podemos renunciar.

En ese sentido, afirmamos nuestro programa, en el marco de la Constitución y del estado de derecho, con el fin de hacer realidad una sociedad más justa, más solidaria y más próspera, como la que desean y merecen los uruguayos

Además, decimos que el desafío será movilizarnos desde el presente hasta las elecciones nacionales y después hasta las elecciones municipales, para lograr más gobierno frenteamplista y que el pueblo uruguayo nos ratifique otra vez su confianza, con que por dos veces ha honrado a nuestra fuerza política. Decimos, también, que el compromiso de los nuevoespacistas es fortalecer el Frente Líber Seregni, porque estamos convencidos de que con los compañeros del Grupo País, Banderas de Líber, de Alianza Progresista y de Asamblea Uruguay tenemos muchas coincidencias y de que ésta es la mejor manera de aportar al Frente Amplio para que pueda gobernar y desarrollar su acción política. No creemos en la atomización de la fuerza política sino, al contrario, en las grandes mayorías y en los grandes lineamientos estratégicos. El desafío del ahora es apuntar a que haya una lista 99738 que, potenciada por las figuras de "el flaco"  Oscar de los Santos y Rafael Michelini, recorra el país mostrando que dentro del Frente Amplio y dentro del Frente Líber Seregni hay una voz y una acción que seguirá participando en la construcción del futuro.

Y el desafío del ahora es fortalecer nuestro partido, el Nuevo Espacio, porque estamos convencidos de que al momento de sensibilizarse por la injusticia, tenemos en cada uno de los compañeros nuevoespacistas rebeldía y coraje para enfrentar la dificultad, lo que viene desde el fondo de la historia. Estamos convencidos de que estamos haciendo un aporte al bienestar y a una sostenida mejora de la calidad de vida de todos los uruguayos. Pero eso no se hace solamente con rebeldía y coraje sino también con ideas arriba de la mesa. Nuestra fuerza política no se ha construido "talenteando",  nuestra fuerza política se construye sobre ideas que se articulan inteligentemente, comprendiendo e interpretando la realidad, pero tensionándola para poder generar los cambios profundos, cambios que persisten, cambios que se quedan para nuestros hijos y nuestros nietos y de nuestros adversarios. Lograr en definitiva, una sociedad más justa. Por eso  la declaración de coyuntura del Nuevo Espacio en el Congreso, demuestra cómo estampamos, negro sobre blanco, nuestras ideas.

Apoyamos la política exterior de nuestro gobierno y, al mismo tiempo, hacemos una convocatoria al diálogo, a la paz, a la convivencia y al cumplimiento de los compromisos internacionales. Rechazamos toda provocación, pero que tengan claro que desde el primero hasta el último militante nuevoespacista, desde el primero hasta el último de los dirigentes, desde el primero hasta el último de los frenteamplistas, vamos a enfrentar con tranquilidad la provocación. A nosotros no nos van a correr con el poncho, porque los frenteamplistas hemos aportado, y mucho, a la democracia y al sistema político como para que se crean que interrumpiendo nuestras reuniones van a poder llevarnos por delante. ¡De ninguna manera, les guste o no les guste: seguiremos en nuestro propósito!

Por eso decimos también que en el marco de la afirmación de nuestra política saludamos la votación de la Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal, que afirma claramente la posibilidad de seguir construyendo un país en prosperidad y ordenado desde el punto de vista macroeconómico.

También tenemos presente que la separación de los artículos vinculados con el acceso a la información pública, para tratarlos en forma desglosada, ha sido un acierto de los compañeros Senadores, porque no ha habido Gobiernos más transparentes que los del Frente Amplio y no vamos a dejar que se manche nuestro prestigio por una cuestión de oportunidad. Si quieren discutir el proyecto de ley de acceso a la información, lo discutiremos con total tranquilidad y con total amplitud. Pero, al mismo tiempo, decimos que ha habido un aprovechamiento de algunos parlamentarios que han hecho de este mecanismo pensado para el ciudadano, un abuso para construir una oposición, con prácticas que no vamos a aceptar. En ese sentido, señalamos que el Parlamento tiene a estudio el proyecto de la ley de servicios de comunicación audiovisual, en cuyo mejoramiento hemos trabajado mucho y que estamos convencidos de que va en la buena dirección. Hemos saludado con satisfacción las modificaciones introducidas de acuerdo con la bancada, por parte del Poder Ejecutivo. Estamos convencidos de que este es un proyecto de ley que apunta a profundizar la democracia. Y creemos que en materia de profundizar la democracia nuestra resolución sobre la  coyuntura política contiene una apelación, muy tranquila pero bien exigente, en cuanto a que se escuchen con claridad las recomendaciones del Relator Especial sobre Verdad, Justicia, Reparación y Garantía de No Repetición, dirigidas a todos los Poderes del Estado. Porque para que en este país seamos todos iguales ante la ley y, en definitiva, se pueda caminar con dignidad sabiendo que no tenemos torturadores impunes por las calles, debemos estar todos de acuerdo con las obligaciones que la Constitución de la República nos impone, también a todos.

Que quede muy claro: no es por el Frente Amplio, no es por el Poder Ejecutivo, no es por el Poder Legislativo que no se avanza en materia de erradicar la cultura de la impunidad, nacida en nuestro pasado de dictadura y terrorismo de estado.

Por último, se debe destacar que la resolución de coyuntura hace un llamado a seguir trabajando en las Comisiones de Programa, felicita lo actuado por los compañeros que lo han hecho y, además, pone un especial énfasis en materia educativa. Estamos convencidos de que la educación es la principal avenida para hacer de nuestra sociedad una sociedad próspera, una sociedad de iguales, una sociedad basada en valores ciudadanos, porque de eso se trata. Educación no solamente con el objetivo de crecer económicamente sino, fundamentalmente, de generar mecanismos de convivencia ciudadana que permitan vivir sobre los valores que como sociedad hemos adoptado. En ese sentido, hay mucho para hacer, trabajar y construir. Pero habrá que preguntar a los ciudadanos uruguayos con quién van a trabajar mejor, con quién van a construir mejor, con quien van a hacerlo mejor. Si piensan que sería con gobiernos de dirigentes blancos y colorados que por más de veinte años negaron recursos, agredieron a maestros y docentes y generaron un clima de persecución en la educación pública o con el Frente Amplio, que ha estado en la avanzada del aumento de recursos, del diálogo, de la paz, apostando a una educación pública de calidad.

Los uruguayos lo saben y por eso estoy seguro que nos van a dar su respaldo para un tercer gobierno del Frente Amplio a pesar de los ataques que recibimos de la derecha todos los días, y que podemos contestar, uno a uno,  sin dificultad alguna. También hay que decir que recibimos ataques de sectores minoritarios del espectro político nacional que, en definitiva, lo único que hacen, desde una perspectiva de resentimiento, en alguna forma, olvidando que los desafíos del ahora si se quiere cambiar, implican apostar por el  cambio que promueve el Frente Amplio. La peregrina tesis de cuanto peor, será mejor ya  demostró su falsedad con sangre y lágrimas. Los uruguayos ya sabemos muy bien que cuanto peor, es sencillamente peor.

Muchas veces, los principales problemas los tenemos en el espíritu que anima nuestras acciones. Nosotros decimos que todas esas ideas, fuerza, así como los valores que defendemos, se pueden edificar únicamente sobre base sólidas. Por ello nos resultan inaceptables el oportunismo, el cortoplacismo, el "talenteo", el aventurerismo de quien pueda pensar -aún con las mejores intenciones- que todo está autorreferenciado a los circunstanciales dirigentes o funcionarios. Ante esa actitud, que rechazamos de plano, porque conduciría a la negación de nuestra identidad de izquierda, afirmamos que la única y excluyente referencia tiene que ser el bienestar del pueblo uruguayo. ¡Y de ahí no nos moverán!

Al final de mis palabras en el seno del XI Congreso -que de alguna manera resumí en este artículo- explicité que Marcelo un compañero que reside en el exterior me envió un mensaje de texto felicitándonos por este Congreso y desde Roma adelantaba que iba a ser un éxito, un ladrillo más en la pared para asegurar los cambios. Marcelo decía: "¡Ideas, trabajo y corazón!". Síntesis en que estando totalmente de acuerdo, para continuar con la tarea emprendida, a las ideas, el trabajo y el corazón, se le deben agregar ¡coraje y rebeldía! Así con ese talante y entusiasmo recibió el XI Congreso las palabras de saludo, aliento y esperanza de Rodolfo Nin Novoa, Mónica Xavier,  Rafael Michelini, Danilo Astori  y Tabaré Vázquez, constituyendo un verdadero broche de oro de la actividad. Todos encolumnados con la consigna de consolidar los cambios para seguir avanzando con la seguridad de: ¡a triunfar, compañeros!".