Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

ARTÍCULOS Y ENTREVISTAS

Carta de Felipe Michelini- Nuevos desafíos

En marzo inicio una nueva etapa con distintos desafíos.  En efecto este próximo 14 de febrero ceso en mi función de legislador, a la cual no me presenté a la reelección en octubre pasado.  Se cumplen así, veinte años en los que ejercí como Diputado y durante un período de cuatro años como Subsecretario de Educación y Cultura.
Estas dos décadas fueron de intensa labor y de compromiso con un proyecto nacional de desarrollo con plena vigencia de los derechos humanos. El sueño de mejorar sobre la base del trabajo de los uruguayos, la calidad de vida de nuestra sociedad, fue la guía de una conducta, oponiéndome firme y claramente  al proyecto neo liberal y conservador. Mi propósito ha sido el de promover los cambios y que éstos sean sustentables y perdurables en el tiempo, con claridad de ideas, sin atajos ni improvisaciones. En el acierto o en el error, dediqué mi esfuerzo y talento para honrar la responsabilidad que la ciudadanía, así como mis compañeros y compañeras de partido, depositaron en mí. Esto  no se hubiese podido realizar si no fuese por el equipo de trabajo que me ha acompañado desde siempre, al que mucho agradezco su apoyo y dedicación.
Participé en una trinchera privilegiada, sin desconocer que existen otras sin reconocimiento alguno. Esas, las del diario vivir, son sustanciales en la construcción y consolidación de una sociedad democrática. En la travesía por el bienestar y la felicidad del pueblo uruguayo, he disfrutado de los avances y las victorias parciales, sin resignarme jamás ante los retrocesos y las derrotas puntuales. Generar fuerzas de flaquezas, con optimismo y alegría, es lo que permite superar las circunstancias duras, incluso, las más amargas. Siempre hay que recordar que la acción política y ciudadana, es dinámica, que la vida da revancha y que hay nuevas oportunidades para afirmar la justicia, la igualdad y la libertad. Por cierto, todo ello en la franqueza hacia los adversarios, la lealtad hacia los compañeros y la consecuencia con las ideas y valores que uno profesa. La construcción de una sociedad mejor no puede sustentarse en una política que demonice al adversario, traicione a los compañeros, o desnaturalice la identidad de uno mismo.

Más allá de la política, en todos estos años, comprendí que era fundamental generarse espacios para compartir aprendiendo, estudiando, escribiendo y enseñando. A nivel más personal, el honrar la amistad, así como  disfrutar con la familia las cosas simples y buenas de la vida, son en definitiva esenciales. Si me permiten, los desafíos que vendrán los comentaremos en la próxima comunicación. Por ahora, me despido como siempre, con un fuerte, fraterno y caluroso abrazo, Felipe Michelini.