Lista 99000 - Nuevo Espacio - Frente Liber Seregni - Frente Amplio

ARTÍCULOS Y ENTREVISTAS DE

2015

Reforma Constitucional: reflexiones para el debate.

miércoles, 15 de julio de 2015

Reforma Constitucional: reflexiones para el debate.


Uno percibe en el aire vientos de reforma a la actual Constitución de la República Oriental del Uruguay. La vigente es la aprobada en 1966 con las modificaciones introducidas en las sucesivas reformas de los años 1989, 1994, 1996 y 2004.   El texto de 1966 tuvo una turbulenta aplicación pues a menos de dos años de su vigencia la utilización contumaz de las medidas prontas de seguridad degeneró en una patética copia de su original. Luego se produjo el golpe de estado que con ilegitimidad manifiesta la desconoció con los  llamados actos institucionales que totalizaron 20 instalando una de las trágicas horas de nuestra historia.
La reforma del 96 si bien introduce tímidamente la necesidad de respaldo parlamentario al gabinete, por la vía del veto presidencial y las mayorías para su levantamiento exacerban el cariz  presidencialista.
Un texto constitucional es un pacto político por definición. Este acuerdo define las formas de actuación del estado, sus cometidos, sus límites y es producto de la historia y de la correlación de fuerzas muchas veces en pugna por la legitimación del poder político e institucional.
Tiene también un componente externo de legitimación por parte de otros estados que hacen la comunidad internacional, pues se es estado en tanto se es reconocido por sus pares como integrantes de ejercer poder fáctico de estado de seguridad interior, derecho y defensa. A través del tiempo se fueron incorporando en los textos constitucionales  los derechos, deberes y garantías primero de los ciudadanos y luego de la Declaración Universal de Derechos Humanos de todas las personas, que por el solo hecho de serlo son inherentes a la dignidad del ser humano.
Una Constitución es al mismo tiempo un texto jurídico a ser interpretado y aplicado por los diversos operadores como jueces, fiscales, gobernantes, parlamentarios, funcionarios y ciudadanos en general.  Los textos constitucionales legitiman las otras normas jurídicas necesarias para la actuación del estado así como las operaciones necesarias para su implementación. Por ello las reglas lógicas de interpretación del texto constitucional, así como su arte al hacerlo, son fundamentales para la  comprensión cabal del texto y su aplicación.
La doctrina clasifica a las normas constitucionales en dogmáticas y orgánicas. Las primeras tratan de los preceptos filosóficos que hacen a la organización política que abarca un determinado texto. Las segundas se refieren  a cómo se organizan los diversos órganos del estado, estableciéndose sus cometidos y los mecanismos para balancear adecuadamente el poder otorgado a esos órganos. Por último, se identifican los mecanismos para el ejercicio del control del poder por parte de órganos específicos o por la ciudadanía.

continúa

..............................................................................

"Sumate a soñar con el mejor Montevideo". Gimena Urta

jueves, 05 de marzo de 2015

Mi nombre es Gimena Urta, montevideana, 36 años, soy integrante del Nuevo Espacio -FLS- FA y en las próximas elecciones departamentales seré candidata a edila por la lista 99738.

Quiero transmitirles la enorme ilusión y alegría con la que enfrento el camino hacia las próximas elecciones departamentales del domingo 10 de mayo.

Alegría, porque tenemos en nuestras manos la oportunidad de contribuir, con esfuerzo y trabajo, a renovar Montevideo y hacer de nuestra ciudad un lugar para vivir mejor.

Ilusión, porque esta elección nos desafía a seguir avanzando, a continuar con la construcción de una ciudad de oportunidades, que permita a quienes la habitamos ser protagonistas con nuestras historias, para desarrollar al máximo nuestras potencialidades y hacer una ciudad para vivir plenamente lo que queremos ser.

Entiendo a la ciudad como una síntesis de sus llegadas y partidas, plazas, calles, aciertos y desencuentros, instituciones, barrios, cantos y leyendas que se van tejiendo en una dinámica que es una parte importante de cada uno de nosotros, somos Montevideo.

continúa

..............................................................................

Carta de Felipe Michelini- Nuevos desafíos

jueves, 12 de febrero de 2015

En marzo inicio una nueva etapa con distintos desafíos.  En efecto este próximo 14 de febrero ceso en mi función de legislador, a la cual no me presenté a la reelección en octubre pasado.  Se cumplen así, veinte años en los que ejercí como Diputado y durante un período de cuatro años como Subsecretario de Educación y Cultura.
Estas dos décadas fueron de intensa labor y de compromiso con un proyecto nacional de desarrollo con plena vigencia de los derechos humanos. El sueño de mejorar sobre la base del trabajo de los uruguayos, la calidad de vida de nuestra sociedad, fue la guía de una conducta, oponiéndome firme y claramente  al proyecto neo liberal y conservador. Mi propósito ha sido el de promover los cambios y que éstos sean sustentables y perdurables en el tiempo, con claridad de ideas, sin atajos ni improvisaciones. En el acierto o en el error, dediqué mi esfuerzo y talento para honrar la responsabilidad que la ciudadanía, así como mis compañeros y compañeras de partido, depositaron en mí. Esto  no se hubiese podido realizar si no fuese por el equipo de trabajo que me ha acompañado desde siempre, al que mucho agradezco su apoyo y dedicación.
Participé en una trinchera privilegiada, sin desconocer que existen otras sin reconocimiento alguno. Esas, las del diario vivir, son sustanciales en la construcción y consolidación de una sociedad democrática. En la travesía por el bienestar y la felicidad del pueblo uruguayo, he disfrutado de los avances y las victorias parciales, sin resignarme jamás ante los retrocesos y las derrotas puntuales. Generar fuerzas de flaquezas, con optimismo y alegría, es lo que permite superar las circunstancias duras, incluso, las más amargas. Siempre hay que recordar que la acción política y ciudadana, es dinámica, que la vida da revancha y que hay nuevas oportunidades para afirmar la justicia, la igualdad y la libertad. Por cierto, todo ello en la franqueza hacia los adversarios, la lealtad hacia los compañeros y la consecuencia con las ideas y valores que uno profesa. La construcción de una sociedad mejor no puede sustentarse en una política que demonice al adversario, traicione a los compañeros, o desnaturalice la identidad de uno mismo.

continúa